Garantías de productos, ¿ qué tipos existen?

Cuando adquirimos un producto, a menudo desconocemos nuestros derechos sobre éste, para con la compraventa y que la ley nos ampara ante determinadas situaciones. Por eso, es muy importante mantenerse informado sobre la garantía que cubre dicho producto y sobre otros conceptos relacionados con las adquisiciones, como el principio de conformidad o la normativa vigente.

Que haya una garantía que nos proteja a todos los consumidores sobre los productos adquiridos es un derecho reconocido por la ley y que afecta a los bienes de consumo privado. Esta garantía nos ampara frente a distintas problemáticas que pueden afectar a la compraventa: existencia de desperfectos, fallos, falta de conformidad, etc.

¿Qué tipos de garantía existen?

Existen dos tipos de garantía: la garantía legal y la garantía comercial.

1.Garantía legal

La garantía legal es obligatoria, es la que otorga la ley como derecho inapelable en las relaciones de consumo y cubre cualquier tipo de producto al que se le pueda aplicar. A diferencia de la comercial, no está presente en la compraventa entre particulares.

¿Qué derechos comporta?

  • Derecho a reparación
  • Derecho a devolución
  • Derecho a rebaja en el precio
  • Derecho a resolución de contrato

Plazos

– Si hablamos de un producto nuevo, el vendedor deberá responder ante cualquier defecto o falta de conformidad en un período de 2 años inmediatamente consecutivos a la fecha de adquisición por parte del consumidor.

– Si nos referimos a un producto de segunda mano, deberá tener una garantía mínima de 1 año. Aunque, ambas partes, tanto vendedor como comprador, podrán establecer un plazo de responsabilidad menor a 2 años pero mayor a 1.

2.Garantía comercial

La garantía comercial es una garantía totalmente opcional y adicional a la garantía comercial que algunas empresas deciden ofrecer a los consumidores. Por lo tanto, tiene caracter voluntario y obligará al garante a cumplir las condiciones establecidas en las mismas. Es una garantía que no puede ser inferior a la legal, sino que debe complementarla o mejorarla. Es decir, ofrece una protección extra a la ya mencionada garantía legal. Deberá formalizarse por escrito, a petición del consumidor, y deberá reflejar información específica sobre:

  • El bien o servicio sobre el que recae esta garantía.
  • Algunos datos personales del garante, como su nombre y su dirección.
  • Especificar claramente que esta garantía “extra” no afecta a los derechos del consumidor como titular de la garantía.
  • El plazo de duración y su alcance territorial.
  • Las vías de reclamación a disposición del consumidor.

Es fundamental tener nociones sobre la garantía de productos que adquirimos a la hora de conocer nuestros derechos y poder actuar ante cualquier disconformidad. Desde el Grupo TELETRONIC, recomendamos que siempre te informes sobre las garantías de los productos consumidos. Y ante cualquier problema, no dudes en contactar con el vendedor o acudir a cualquiera de los organismos de defensa del consumidor, tales como la OCU.